Ippo podría ser un personaje Disney

Una curiosa historia de amor ha tenido lugar en Florencia. La mítica ciudad Italiana que fascina a los viajeros hasta el punto de hacerles padecer un extraño síndrome debido al impacto que producen sus obras de arte, ha sido testigo de un romance muy atípico.

Martin, un apuesto ejemplar de cebra macho y Gia, una coqueta asna, han dado rienda suelta a sus sentimientos cual Romeo y Julieta, sin pensar en que en principio no eran siquiera de la misma especie. Y la pasión ha dado frutos, un cebrasno llamado Ippo que hace las delicias de todo el mundo.

La curiosa criatura vive en un refugio dónde disfruta de todo tipo de mimos y atenciones. Incluso le están buscando una novia para saber si puede tener descendencia, dato que hasta el momento se desconoce.

cebrasno_ippo

Pretendientes de otro tipo

No sabemos como le va a Ippo en su búsqueda de pareja, pero pretendientes de otro tipo no le faltan a este simpático animal. La responsable del refugio ha confirmado a la prensa que tienen ofertas de Disney y de alguna compañía de juguetes para hacerse con los derechos de imagen de Ippo. De llevarse a cabo el negocio podría ser la sensación de las próximas Navidades y el peluche que todos los niños deseen tener.

¿Veremos a Ippo protagonizando alguna película de la factoría Disney? ¿Es posible que se una a la lista de estrellas animales? Y de ser así ¿Sería la competencia directa de Marty, la divertida cebra de “Madagascar” la película de Dreamworks? ¿O tal vez el nuevo compañero de Igor, el burrito amigo de Winnie The Pooh?

Un precioso animal muy raro

Bromas a parte Ippo es un animal precioso en todos los sentidos. Por lo bonita y tierna que es su imagen pero también por lo raro que es. No es algo habitual que una cebra y un asno se crucen, pero más raro aun es que de esta unión se obtenga descendencia. Por eso mismo están tan interesados en conocer si el cebrasno es fértil ya que este tipo de cruces suelen ser estériles en su mayor parte.

Un animal tan curioso sería un buen fichaje para cualquier empresa, que con un buen lanzamiento publicitario puede acabar vendiendo miles de reproducciones en peluche de Ippo, al que no sería difícil convertir en un ídolo para niños como ocurrió con otros curiosos animales, como Copito de Nieve, el gorila albino que vivió muchos años en el zoo de Madrid o Chu-lin, el primer oso panda nacido en cautividad en Europa.

Comments are closed.