Walter Elias Mito

Tal día como hoy (5 de Diciembre), nacía el mago que hacía posible todo esto. Veía la luz, concretamente, en 1901, inaugurando el siglo XX que luego ese muchacho de nombre Walter Elias Disney cambiaría radicalmente en muchos aspectos. La ciudad que lo vio nacer fue Chicago.

Según la biografía que se pública del genio en mundodisney.net, Walt dejaba la escuela a los 16 años. Más adelante estudiaría esporádicamente, en muy breves periodos, en su cuidad natal y en Kansas City. Ya con 22 años, comenzó a producir sus primeros dibujos animados en Hollywood, en sociedad con su hermano Roy. De 1926 a 1928 produjo una serie de dibujos, “Oswaldo el conejo”, para la productora Universal Pictures.

Steamboat Willie (Willie el barco de vapor, de 1928), producida por su propia empresa, suponía el nacimiento de su primer personaje famoso, Mickey Mouse, además del inicio del cine sonoro para los dibujos animados, simpáticos, pero mudos hasta entonces.

Sin tiempo para un respiro

A partir de aquí, la vida de Walt fue, simplemente, no parar ni un segundo: realizó a continuación la serie de “Sinfonías tontas”, que comenzaba con “La danza del esqueleto”, de 1929. Dio otro importante empujón al mundo de los dibujos animados introduciendo el color en “Árboles y flores” (1932); y siguió creando personajes como es el caso del pato Donald en 1934.

Poco después, Disney producía su primer largometraje, que es también el primero de animación de la historia del cine: en 1937 veía la luz “Blancanieves y los siete enanitos”. A este largo le siguieron “Pinocho”, de 1940, “Fantasía” en 1941, y Bambi un año después.

Minnie and Mickey with Birney at the Disneyland Main Entrance

Un gigante nacido de un lápiz

Entre los 50 y los 60, Walt Disney Productions llegaba a ser una de las mayores productoras cinematográficas del planeta, al tiempo que su creador intentaba mantener el control artístico tanto como le era posible.

Pero Walter E. Disney no se conformaba con el cine: la empresa se embarcó en la publicación de literatura infantil y comics, la mayor parte protagonizados por sus personajes Donald y Pluto.

Espacios gigantes para un gigante de la ilusión

Era el año 1955 cuando Walt Disney Productions abría un parque faraónico, “Disneyland”, en Anaheim, California. Sus reconstrucciones históricas y sus llamativas, por no decir espectaculares atracciones lo llevaron a ser en un foco turístico de primera línea. Después, con la misma orientación, abriría sus puertas Disneyworld, cerca de Orlando, Florida, en 1971, y ya en 1992, Eurodisney, cerca de París.

Pero no sólo de la animación ha vivido la productora: en su catálogo se encuentran documentales, como “El desierto vivo” de 1953, o “Los secretos de la vida” 1956, además de películas con actores de carne y hueso, como es el caso de “La isla del tesoro”, en 1950; Robin Hood, de 1951 o Mary Poppins (1964), entre otras muchas. Disney también ha producido más recientemente para televisión series y programas como “Davy Crockett”, “El club Mickey” o “El Maravilloso mundo de Walt Disney”.

Podemos resumirlo en que a lo largo de su historia, Walt Disney ha recibido 26 oscars.

Comments are closed.