Muppets most wanted: Los teleñecos arrasan Madrid

Siento un profundo respeto por la obra del fallecido Jim Henson, un artista único que creó los Muppets, muñecos distintos de los tradicionales de ventrílocuo ya que pueden mover los brazos y piernas gracias a titiriteros ocultos detrás del cuadro capturado por la cámara o en la negrura del fondo.

Henson creó un mundo mágico con el que quería defender, según sus propias palabras, la importancia de valores como el amor, el respeto a los que son diferentes a nosotros, el cuidado del medio ambiente, la amistad, la honestidad y sinceridad con nosotros mismos y lo que realmente somos. Henson consideraba que su serie Fraggle Rock era especial porque reflejaba todos los valores que había querido transmitir gracias a sus personajes, cada uno representativo de un mundo diferente.

No me parece justo, sin embargo, que el propio Henson le restase importancia a obras maravillosas como la película Dentro del Laberinto, Cristal Oscuro y sus otras dos series míticas: Barrio Sésamo y Los Teleñecos.

Barrio Sésamo y los Teleñecos

Nadie puede negar que la serie Barrio Sésamo enseñó esos valores morales a toda una generación además de lecciones básicas para los niños pequeños como sumar, restar o contar. Personajes como Epi y Blas, Coco, Súper Coco, Triqui, el Conde Draco, la Jaca Paca, el Mago Aristides… imprimieron una huella imborrable en nuestro corazón de niños.

Distintos, sin duda, los Teleñecos (The Muppet Show) con un humor más ácido, corrosiva y naif, orientados por ello a un público más adulto aunque también gustaran a los niños que no acababan de pillarlos del todo. Gustavo, la primera marioneta de Henson (que hizo sus cameos en Barrio Sésamo), Piggy, Gonzo, Fozzie cantaban y bailaban acompañados de artistas de carne y hueso como Rudolph Nureyev, Roger Moore o Elton John, parodiando a todo el que se ponía por delante.

Películas

Además de la serie hicieron numerosas películas, algunas clásicos ya como The Muppet Movie, The Great Muppet Caper, Muppet Classic Theater, Muppet Treasure Island…

En 2004 Disney se hizo con los derechos de los personajes explotándolos en distintos medios que incluyen la publicidad, los parques de atracciones y más películas, en concreto The Muppets’Wizard of Oz en 2005 y The Muppets en 2011. Sus seguidores se lamentaban de que los personajes habían perdido un poco de la acidez y mala leche que les caracterizaba… hasta ahora, que han venido a tocarnos la moral a los españoles con Muppets Most Wanted.

Muppets Most Wanted

muppets-most-wanted2

Como no podía ser de otro modo, los Teleñecos han recurrido al humor ácido y caustico y han retratado una España cañí anclada en el siglo XIX. No la he visto todavía (lo sé, lo sé, no tengo perdón) pero ya se han alzado voces de protesta ante tamaño despropósito ya que, por lo visto, la España de la paella, el flamenco y los toros sigue siendo nuestra denominación de origen.

La nueva película comienza con las letras The End de la anterior entrega y las marionetas preguntándose sobre su futuro: qué mejor que hacer una secuela, ¿no? Todos lo hacen, ¡ellos no pueden ser menos!Así que inician una gira por todo el continente en la que recorrerán ciudades europeas arrasando como Atila y los Hunos.

Cameos como Tina Fey, Ty Burrell, Ricky Gervais, Ray Liotta, Lady Gaga, Celine Dion; canciones pegadizas, humor absurdo, situaciones surrealistas… Y Madrid, con sus sombreros cordobeses, ropa flamenca, guitarra española y olé.

¿Qué qué hacen en Madrid? Veréis, los teleñecos deciden robar el Museo del Prado (algo no demasiado complicado considerando que la entrada es similar a las cantinas mexicanas de los spaghetti western) custodiada por dos guardias civiles con cara de mala leche y tricornio calado hasta las cejas. Pero por si acaso lo es, organizan una actuación en el Teatro Alcázar para despistar y tener entretenido al personal. Allí está reunido lo granao del pueblo español vestido de rojo pasión para ver en directo, entre otras maravillas, una corrida de toros y la canción que fue nuestro himno nacional en el extranjero durante muchos años: la Macarena, que interpreta Peggy enfundada en un ajustado traje folclórico.

Muppets-most-wanted

No voy a destripar la trama, que no soy mucho de spoilers, pero sí diré que poner en los títulos de crédito el toro de Osborne como monumento representativo de Madrid es acercarse peligrosamente a una patada en la boca así como que para el cameo español hayan elegido a Salma Hayek, que no sé yo si sigue siendo un guiño gracioso a topicazos o una metedura de pata monumental.

En el fondo todo ésto me da risa, la verdad, supongo que porque si voy tan lejos como para pensar que la película no es una sucesión de guiños graciosos sino un reflejo de la incultura americana, no somos los españoles los que quedamos de ignorantes sino ellos, ¿no es cierto?

Pues eso.

Comments are closed.