Las princesas Disney denuncian la violencia de género

Hay una campaña que está revolucionando las redes sociales. Se llama “Happy Never After” (Feliz nunca después) en la que aparecen nuestros queridos personajes Disney: La Sirenita, Jasmine, La Bella Durmiente y La Cenicienta con la cara amoratada y heridas como si les hubieran dado una paliza.

Debajo de sus caras aterrorizadas que nos miran directamente a los ojos como si no entendieran nada, hay una frase que lo define todo “When did he stop treating you like a princess? It’s never too late to put an end to it”, “¿Cuándo dejó de tratarte como una princesa? Nunca es demasiado tarde para ponerle fin”

“¿Cuándo dejó de tratarte como princesa?” Golpea en la cara al espectador y rompe con un sueño de cuento de hadas que, queramos confesarlo o no, nos ha acompañado desde la infancia. Los cuentos de hadas no eran así en sus orígenes, sino historias en las que las hermanastras de Cenicienta se cortaban dedos para que entraran en los zapatos, en los que la abuela de Caperucita sufría un trágico final o en el que la Bestia era una Bestia y no una Bella en su interior.

Pero gracias a las historias de Disney creímos en un mundo mejor en el que eran posibles los finales felices y por desgracia, el mundo nos ha demostrado que no es así. “Las princesas de Disney son percibidas como las mujeres perfectas. Pertenecen a una tierra de cuento de hadas donde el ‘felices para siempre’ se acaba. Pero ¿qué pasa después de ello?”, dijo Saint Hoax a The Huffington Post.

Saint Hoax y su denuncia socialprincesas-disney-violencia-género

Saint Hoax es una artista gráfico de Medio Oriente que quiere denunciar con su obra los hoax o bulos, engaños, de la sociedad en la que vive. Y lo hace con ímpetu y pasión, por ello sus campañas son tan impactantes, ésta especialmente ya que busca concienciar a la gente sobre los abusos que hay contra las mujeres en todo el mundo; y su modo de hacerlo es provocando incomodidad. “La violencia en casa puede afectar a cualquier mujer en cualquier momento, incluso a Ariel, Jasmine, Cenicienta o Aurora”, dijo la artista en una entrevista.

Es duro ver a nuestras princesas favoritas con la cara destrozada, pero es la intención de Hoax, provocar una reacción, hacernos ver que el problema existe y empujarnos a apoyar realmente a las víctimas con hechos, no con palabras bonitas que se quedan en nada.

También desea hacer ver a las mujeres que han sufrido y sufren este tipo de violencia que no son las únicas a las que les ha ocurrido, que la culpa no es de ellas y no son inútiles (como siempre afirma el maltratador) sino muy fuertes y que pueden salir de esa situación de abuso denunciando.”El objetivo es animar a las víctimas a que denuncien sus casos para que las autoridades puedan prevenir nuevas agresiones – declara Saint Hoax, y añade- Las víctimas de abuso no están solas y nunca es demasiado tarde para que ellas tomen una posición”.

Violencia de género en cifras

Según datos publicados por las Naciones Unidas en Octubre de 2013 el 35% de las mujeres del mundo han sufrido violencia de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida.

Por término medio, el 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja han sufrido de violencia física o sexual por parte de ésta. Un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja.

La violencia en el seno familiar produce severos traumas emocionales y psicológicos a las víctimas supervivientes y a sus hijos: suicidios, trastorno de estrés postraumático, trastornos de la alimentación; físicos: embarazos no deseados, abortos, infección por VIH, fibromialgias, trastornos gastrointestinales, limitaciones de la movilidad, lesiones físicas (el 42% de las mujeres víctimas de violencia de pareja) ; y adiciones: las mujeres que han sufrido violencia de pareja tienen casi el doble de probabilidades de padecer depresión y problemas con la bebida.

Abuso infantil

No es la primera vez que Hoax utiliza imágenes de Disney para ilustrar sus campañas en las que denuncia la indefensión de las mujeres y los niños ante los abusos. Su campaña anterior denunciaba el abuso sexual a menores en el entorno familiar; se llamaba “Princest Diaries” o Diarios de Princesas , en ella se veía cómo los padres de nuestras queridas princesas las besaban y debajo de la imagen impactante y desagradable un dato estremecedor: el 46% de los menores son violados por familiares.

Saint Hoax no ha pedido permiso a Disney para utilizar la imagen de las princesas en sus obras, pero seguro que Walt Disney hubiera estado de acuerdo. Un hombre cuyo sueño fue un mundo feliz en el que el amor brillaba en las parejas y en las familias; en el que brillaban valores como el valor, el honor, la lealtad, el respeto, la amistad y el amor, seguramente estará orgulloso de que alguien también desee que sus finales en los que los novios fueron felices y comieron perdices, se cumplan.

Comments are closed.