La princesa de Brave vuelve a su look recatado

A primeros de año, Disney hizo pasar a sus princesas por un cambio de look que las convirtió de unas jóvenes bonitas a unas princesas sexys con poses mucho más maduras e, incluso, con un cierto grado de picardía.

Esta nueva visión de las clásicas princesas de cuento supone una gran diferencia con el aspecto original que nos han ofrecido en las películas de animación.

Y la siguiente fue Mérida

Estaba previsto que tanto Mérida como Anna (la protagonista de Frozen) pasaran por este cambio, pero la nueva imagen de la pelirroja desmelenada y desobediente no ha convencido a sus fans.

El nuevo aspecto la confería un aspecto mucho más maduro, con curvas mucho más marcadas y con una melena nada despeinada, sino acabada de salir de la peluquería con un toque desenfadado.

Vuelta al estereotipo facilón

Nada parecida a la imagen que de ella se tiene a través de la película. Porque Mérida fue un personaje concebido para romper el estereotipo asociado a las princesas de que su aspecto físico debe prevalecer por encima de todo.

En ella podemos ver a una joven rebelde, desenfadada, con aspecto desaliñado por andar metida por los bosques y con un cuerpo mucho más acorde con el de una jovencita en edad de crecer.

Campaña en contra por los fans

Además del chaparrón de críticas que ha recibido en la página oficial dedicada a este personaje, también se lanzó una campaña a través de la plataforma Change.org que ha hecho dar marcha atrás a este proyecto.

Y gracias a ello podemos volver a disfrutar de la imagen que nos ofreció la cinta de Pixar y que consiguió el Óscar a la mejor película de animación de 2012.

Brenda Chapman, fue la creadora del personaje y la persona que iba a dirigir la película. Pero sus desavenencias con la productora Disney en el tratamiento del personaje hicieron que fuera sustituida en mitad del rodaje.

Pixar siempre en la vanguardia

En Pixar siempre han ofrecido unos modelos de protagonistas femeninas alejados de las típicas princesas que suspiran esperando sentadas, o dormidas, a que llegue su valeroso príncipe a rescatarlas.

Ya vivimos la primera sorpresa interesante con la princesa Fiona y pudimos disfrutar con la profundización en esa imagen en las secuelas posteriores, consiguiendo poner en pie de guerra al resto de princesas.

Pero ahora es Disney la que marca las pautas del merchadising, así que confiemos en que recuerden que sirven de modelo a un público infantil muy influenciable y que debemos mostrarles modelos realistas.

Comments are closed.