La evolución de Mickey Mouse

Parece que el tiempo no pasa por algunos. Claro que eso es hasta que alguien sin alma saca una foto de los años de adolescencia. Aunque no sé qué tendrán esos años, que los propios se ven magníficos y los demás presentes… <bufido> , negamos con la cabeza y decimos abiertamente lo mejorado y estupendo que se encuentra hoy por hoy.

Eso es algo que le ha pasado al personaje más carismático de la factoría Disney.

Se abre el telón y aparece un ratón

El 18 de Noviembre de 1928 se proyecto en la sala Colony Teather de Nueva York el cortometraje animado the Steamboat. Protagonizado por un ratón manejando una barca, mientras silbaba.

Muchos creen que esa fue la primera aparición de Mickey Mouse. Pero en realidad no fue el primer film nuestro viejo amigo. Disney había producido ya otros dos cortos; Galopin Gaucho y Loco por los Aviones. Dos cintas mudas que, por esta causa, no llegó a distribuir.

Mickey también se ha retocado

Cual celebrity, y más con su edad, decidieron hacer algo respeto a su físico. Desde aquel primer ratón delgaducho, tosco de trazo, han surgido algunas modificaciones, algunas más sutiles que otras. Las piernas engordaron y se le acortaron. Se agrandaron los ojos entorno a un 29% a 42%, al igual que su cabeza, que fue modificada en un 40-48%.

Es interesante porque los cambios de carácter y físicos son propios de la edad. Así el aspecto que tenía antes era de joven, bobalicón y larguirucho hasta en las facciones. Sin embargo con este cambio posterior. Ahora vemos a un Mickey más achatado y redondeado.

Estas redondeces también son debidas a que producen más ternura. Su cara es todo ojos grandes, al igual que las orejas y la cabeza. Si nos fijamos, toda su cabeza es prácticamente como su cuerpo de grande. Es como si fuera un niño pequeño.

Humanizando al personaje

Otro gran cambio que tardó más en aparecer es que sus ojos pasaron a ser un punto a tener conjuntiva, iris y pupila. Esto sirve para humanizarlo, ya que trasmite más si sabemos, por ejemplo, dónde mira. Los ojos son una fuente inequívoca, para el observador que contempla, de poder entender y asimilar qué sentimientos invaden al sujeto: Tristeza, amor, odio…

Siempre respetuoso y educativo

En el primer momento, como indicamos antes, Mickey era un bromista. Incluso pícaro aunque un poco menos gamberro. Pero al ir modificándolo pasó a ser un caballero. Ocupando el lugar de cabeza de la familia Disney. Al igual que Donald es cascarrabias, Goofy es torpe y tontorrón, nuestro protagonista es respetuoso, educado, consejero y siempre amigo.

Nos hace pensar que Walt Disney construyó en Mickey un digno heredero para representar el linaje inacabado de su vida. El mundo Disney.

 

Comments are closed.