Jennifer Hudson, toda una princesa Disney

Han pasado ya prácticamente 4 años desde que la factoría Disney sorprendiera al mundo con el nacimiento de Tiana, el primer protagonista afroamericano, con la llegada de la película titulada “The Princess and Frog”, en España titulada “Tiana y el Sapo”.

A parte de lo obvio que es la revolución que se armo por la llegada de este personaje, sin duda lo que fue más importante es que Tiana, que a pesar de ser una chica humilde de la mítica Nueva Orleans de los años 20, llena de blues; es que entro desde ese momento a formar parte de la familia de princesas Disney.

Por lo cual miles de niñas del mundo se sintieron aun más identificadas con este personaje, que sin duda salía del mítico estereotipo de princesas, las cuales son rubias, con ojos azules y carácter angelical. Tiana tiene carácter que la hace equivocarse, pero nos enseña como errar es de sabios, y más cuando se arrepiente y asume su error. Un gran ejemplo a seguir que influye a los más pequeños.

Tiana más viva que nunca

Sin duda, lo mismo tuvo que pensar la actriz y cantante Jennifer Hudson (Ganadora de un Oscar por  “Dreamgirl”, 2006). Que a sus 31 años en ver cumplido el sueño de muchas niñas de ser toda una princesa que el cine nos ha dado y con las que hemos crecido.

En esta ocasión, a parte de ser algo deseado, se trataba de un trabajo para el proyecto Disney Portraoit, que la fotógrafa Annie Leiboitz  esta realizando inmortalizando personalidades del espectáculo y el deporte, con influencia de estos cuentos de hadas.

En el podemos encontrar a estrellas como Scarlett Johansson, como La Cenicienta, Jessica Biel, como Pocahontas, Rachel Weisz, como Blancanieves, y una espectacular Beyoncé, como una Alicia en el País de las Maravillas, revolucionando el personaje.

Dos luchadoras natas

Al igual que el personaje de Tiana, Jennifer tampoco ha tenido una vida fácil. Ya que en  2008 la actriz sufrió el golpe más duro de su vida, el asesino mató a su Madre, hermano y, tras días, se descubrió el cuerpo si vida de su sobrino con tan solo 7 años de edad.

Aunque le consto, Jennifer decidió luchar y seguir con su vida. Consiguiendo en 2009 un Grammy al mejor álbum de R&B. Sin duda todo un ejemplo que, al igual que el personaje de Disney, inspira a muchas personas que hay más vida detrás de los momentos malos, por la que seguir adelante.

Comments are closed.