Indiana Jones et le temple du péril

A pesar de contar con un presupuesto limitado, Eurodisney necesitaba una atracción que ofreciera emociones fuertes (hablamos de cuando aún faltaban 2 o 3 años para que naciera Space Mountain). Por tal motivo, nacía Indiana Jones et le Temple du péril, una montaña rusa personalizada producida por Intamin AG, una empresa suiza.

La decoración del entorno está muy conseguida, imitando a una espesa jungla, con sus senderos y su muy espesa vegetación. En origen, había antorchas iluminando el camino, pero acabaron por sustituirse, puesto que los visitantes acababan por tropezar, debido a la falta de luz.

Montaña rusa

Estamos hablando de la primera montaña rusa de Disney con inversión. Esto es, en ciertos tramos, viajamos de espaldas al sentido de la caída. También es la más alta de entre todos los parques dela franquicia a lo largo y ancho del mundo, aunque ya no sea la más intensa.

La reforma de 2000

En 2000, ya con la posibilidad de invertir más dinero, el cuerpo de ingenieros de Disney quiso aproximar la montaña a la idea original, mucho más cara: eliminaron los cuerpos de cada tren de su chasis y la inversión de ellos; el equipo decidió trastocar por completo la dinámica de la carrera, además de sumar un par de asientos por vagón.

Para realizar estos cambios, la iluminación y los accesorios tuvieron que invertirse de modo que los visitantes no vieran las pegatinas de “Backstage” y, claro, la pista de la atracción con los cambios que se estaban operando.

El peligro, sólo en el nombre de la montaña

Como anécdota, antes de seguir hablando de Indiana Jones et le Temple du péril, diremos que los ingenieros tuvieron que tener en cuenta un detalle al invertir determinados tramos: Cuando viajamos hacia atrás, no podemos prever las curvas y caídas, de modo que no permitimos que el cuerpo se acomode a ellas, de forma que tuvieron suavizar determinadas partes para evitar lesiones entre los osados que se suben.

Esta montaña rusa, que los veteranos calificarán de “poca cosa” –alguno de ellos aún con la cara pálida, seguro- está diseñada sobre la expedición de Indiana Jones al Templo Perdido del Peligro:

Desde el campo base abandonado, serpenteamos hacia el templo, donde los aventureros suben por una escalera a la entrada del templo. Dentro de éste, se montan en las vagonetas. A partir de aquí, quien sea capaz de mantener los ojos abiertos durante todo el recorrido, que cuente su experiencia. Nosotros apenas recordamos algunas torres y pilares de un templo antiguo…

Comments are closed.