Cuatro heridos leves en una atracción

Cuatro personas han sido tratadas de heridas de escasa importancia al averiarse un vagón de una máquina de vapor en Disneyland París. Así lo comunicaban tanto el parque temático como la policía.

Entre los cuatro heridos, que fueron atendidos en el hospital, se encontraba una mujer embarazada y una joven de trece años, según fuentes policiales. Unas fuentes que también aclaraban las causas aparentes del accidente, referidas a que se rompía una pieza entre el primer y el segundo vagón del tren, haciendo que la locomotora y primer vagón salieran hacia adelante, mientras que del convoy se aproximaba a la estación.

Twisted

Los tres vagones de cola impactaban con la primera sección cuando ésta paraba al final del recorrido. En ese momento eran unas 40 personas las que estaban dentro del tren, que ofrece un recorrido por el parque. Un portavoz de Eurodisney ha confirmado que la atracción permanecía cerrada al día siguiente y que el accidente ha sido de poca importancia.

Un parque seguro, a pesar de todo

El propio vocero del parque ha dicho que los heridos recibieron el alta y volvieron a casa o continuaron su estancia en el parque de atracciones. Ha confirmado que el accidente ocurría a una “velocidad muy baja” y que el tren habitualmente viaja a unos ocho kilómetros por hora vuelve a la estación.

A pesar de ser un parque temático con algunas atracciones pensadas para disparar la adrenalina de los usuarios, Disneyland París es un parque de ocio seguro, en el que los accidentes dignos de tenerse en cuenta son muy pocos.

Algunas desgracias inevitables

Aunque, por desgracia, es inevitable que algunas personas hayan resultado lastimadas. De hecho, Hace poco más de un año, en diciembre de 2011, se producía uno de los accidentes más graves a los que la franquicia parisina ha tenido que hacer frente:

Buatista, un muchacho de, entonces, trece años, sufría una contusión medular en “La torre del terror”, una atracción de caída libre. En todo caso, la portavocía de la empresa oponía, días más tarde: “Realizamos chequeos cotidianos a nuestras atracciones. Ningún incidente nos fue señalado en los últimos días y los controles afirman que todas las atracciones funcionan bien.”

No han sido, en todo caso los únicos accidentes que ha sufrido Disneyland París, ni siquiera uno el más leve u otro el más grave. Sin embargo demuestran que, de un lado, ningún recinto de estas características está cien por cien exento de riesgo y, de otro, que Disneyland París se preocupa por a seguridad de sus usuarios, que sólo han de cumplir unas normas básicas para disfrutar de una estancia sin más sobresaltos que los que deseen vivir en las atracciones.

Comments are closed.