Annie Leibovitz nos trajo nuevas princesas negras

La afamada fotógrafa Annie Leibovitz ha protagonizado una campaña fotográfica llamada “Disney Dream Portrait” en la que retrató a famosas cantantes, actrices y deportistas caracterizadas como personajes de Disney. Las fotos aparecieron en Vanity Fair, O – The Oprah Magazine y People.

La primera en posar fue la actriz Jennifer Hudson, que da vida Tiara, la primera heroína de color de la factoría Disney. Más adelante también aparecerá Beyonce caracterizada como la Alicia de “Alicia en el país de las maravillas”.

Aunque es seguro que esa mujer estará impresionantemente guapa caracterizada de cualquier manera, es algo extraño imaginarla como la rubia niña protagonista del clásico y no es poca la curiosidad que generan esas fotos… pero no sufras, aquí te la traigo.

Tiana, la princesa negra Disney

Tiana ha sido la primera princesa negra de la factoría Disney. Otras razas que si habían sido representadas en este universo: Jazmin o Pocahontas son princesas Disney y no son de raza blanca. Pero hasta la llegada de Tiana no había habido una protagonista de raza negra.

Esto había sido motivo de controversia y no habían sido pocas las veces que se había acusado a la factoría de racismo. En este proyecto, Disney decidió enmendar esta ausencia y crear un personaje afroamericano al que situaron en Nueva Orleans en los años 20. Pero la polémica no dejó de acompañar a la compañía de Mickey ya que el nombre escogido para su protagonista fue originalmente el de Maddy e iba a ser una criada.

Lo políticamente correcto obligó a cambios en el personaje

Ya sabemos lo puntillosos que son los norteamericanos con lo políticamente correcto, todo tiene que parecer bien a todo el mundo y nadie puede resultar ofendido, aunque en el fondo los problemas persistan en una sociedad llena de hipocresía. Maddy era un nombre muy común entre mujeres negras de clase social baja y el hecho de que fuera una criada no ayudaba.

Se decidió entonces que fuera una heroína y no una criada, pero entonces fueron las fans de Cenicienta las que saltaron ofendidas ya que su princesa favorita era la criada de su madrastra y eso no tenía por que hacerla de menos.

En vista de que era imposible tenerlos contentos a todos, Disney no cambió ya más cosas en su película, quizás temiendo que el próximo paso fuera retitular sus grandes éxitos… ya sabéis: “Blancanieves y los 7 hombres de estatura inferior a la media” o “Los tres cerditos y el incomprendido y protegido lobo que solo seguía sus instintos naturales”.

Comments are closed.